Todo sobre la prensa Francesa

La prensa francesa es el instrumento de preparación de café preferido por aquellos que deleitan su paladar con una bebida mucho más fuerte que la estándar. La preparación con este tipo de cafetera queda un tanto arenosa, lo que no es del agrado de muchos. Recuerda que en Café La Organización podemos preparar café listo para la prensa francesa.

Para conocer otros métodos de preparación de café, visita nuestro artículo 6 métodos de preparación de café.

¿Qué es la prensa francesa?

prensa francesa

Foto freepick

También conocida como cafetera de émbolo, cafetera francesa o cafetera de pistón, este es un dispositivo muy sencillo que permite prepara café o té. El resultado es una bebida con sabor más fuerte que el de otras cafeteras.

Al utilizar la prensa francesa se obtiene un brebaje viscoso con bastante cuerpo y mayor textura, gracias a que casi todos los aceites se quedan en la extracción final, con menos partículas del café.

Origen de esta peculiar cafetera

La primera patente de esta cafetera se presentó en 1852 por parte de Delforge y Mayer, ambos de origen francés. Este diseño no cerraba su jarra completamente, por lo que no es el modelo que se usa hoy en día. El primer modelo parecido al que conocemos en la actualidad, fue patentado en 1929 por un par de italianos llamados Giulio Moneta y Attilio Calimani.

Otro diseño, y posiblemente el más popular, fue el del suizo de nombre Faliero Bondanini, cuya patente se presentó en 1958. Este fue ampliamente conocido en Francia donde se fabricó como “Chambord”. Posteriormente su creador llevó el “Chambord” al Reino Unido donde la llamó “La cafetera Clásica”.

Poco después la reconocida empresa Bodum llegó a ser el distribuidor de “Chambord” en el país Danés, e incluso adquirió los derechos del nombre del producto y de la empresa.

¿Cómo funciona la prensa francesa?

prensa francesa

Foto freepick

El proceso de operación de esta cafetera es sumamente sencillo. Te describimos los pasos a continuación:

• En el fondo de la prensa francesa se coloca agua caliente y el café molido. La proporción adecuada es de 10 gramos de café por cada 180 mililitros de agua.
• Lo más recomendado es que el agua llegue a los 93° C, ya que esta es la temperatura perfecta para extraer el café.
• Deja reposar el agua y el café durante unos 4 minutos. Dependiendo del tipo del café y de tus preferencias, puedes dejar reposar la mezcla entre 5 o 10 minutos aproximadamente.
• Una vez haya transcurrido el tiempo deseado, se presiona el pistón de la cafetera lo que hace que el émbolo baje, separando el agua con el café diluido (esta mezcla queda en la parte superior de la jarra) de los restos del café (estos quedan debajo del émbolo en el fondo de la jarra).
• Por último, solo debes servir la bebida directamente de la jarra de la cafetera a tu taza.
Consideraciones

Si el agua se lleva a los 93° C, el sabor de la preparación será agrio. Esto se debe a que las primeras sustancias en diluirse son los ácidos que se encuentran en el grano de café. Si la temperatura del agua es mayor, el sabor de la bebida será amarga.

Por otro lado, mientras más tiempo dejes reposar la preparación en la prensa francesa, más amarga será la bebida. Esto ocurre debido a que con el paso del tiempo los granos se disuelven más.
¿Cómo pedir el café para la prensa francesa?

El café a utilizar en la prensa francesa debe ser molido. Puede molerse en un molino de muelas cónicas, pero jamás en uno de aspas.

El tamaño de la molienda debe ser muy grueso, se deben obtener gránulos. En caso de que la molienda sea muy delgada o fina, el agua procederá a extraer demasiado rápido el café. Aunque para ciertos dispositivos de inmersión esto no representa un problema, para las cafeteras con filtro metálico si lo es, ya que estas permiten el paso del café fino obteniendo una bebida con una sensación arenosa abundante.

Comparte este post



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *