Historia del café, descubre los orígenes de este peculiar grano

En esta oportunidad en  Café La Organización compartiremos contigo la historia del café. Te llevaremos a un recorrido a través de los años para que conozcas de dónde proviene el árbol del cafeto, quiénes y cómo descubrieron su delicioso sabor, y cómo llegó a nuestras tierras.

¿Cuál es el origen del café?

historia del café

Foto Freepick

La interesante historia del café inicia en el siglo XIII, aunque su origen siga sin conocerse a ciencia cierta.

De acuerdo a lo que se sabe, fueron los antepasados etíopes del pueblo oromo, quienes descubrieron y reconocieron el efecto reactivante que causan  los granos del cafeto.​

Por otro lado, existe una historia muy conocida que habla sobre un criador de cabras llamado Kaldi, cuyo origen era etíope y a quien se le atribuye el descubrimiento del café. Esta historia se dio a conocer de manera escrita en el año 1671, y es muy probable que sea ficticia.

También se cree que el café llegó a Yemen y a Egipto desde Etiopía. En cuanto a evidencias reales sobre alguna bebida a base de café, la más antigua que se tiene data de mitad del siglo XV en Yemen, específicamente en los monasterios sufi. Fue justo allí en Arabia, donde por vez primera los granos del cafeto se tostaron y molieron, muy similar a como se hace hoy en día.

Ya para el siglo XVI, el café se había propagado al resto del Medio Oriente, Turquía, Persia y a África del Norte. Después, la bebida llegó a Italia expandiéndose por todo el continente europeo, por Indonesia y América.

¿Quién descubrió el café?

Aunque no existe evidencia que compruebe esta historia, el descubrimiento del café se describe en la siguiente leyenda:

Un pastor de nombre Kaldi y oriundo de Abisinia, lo que en la actualidad conocemos como Etiopía, se percató del efecto energizante que causaban unos frutos pequeños de color rojo en sus cabras. Al encontrarse en arbustos, estos frutos eran consumidos por su rebaño que comenzaba a comportarse de forma más activa después de comerlos.

El pastor de cabras decidió comprobar el efecto de los frutos por su cuenta, así que llevó algunas hojas y los granos rojos a un monasterio, donde fueron cocinadas por unos monjes por simple curiosidad. Sin embargo, la bebida resultante fue totalmente desagradable, por lo que arrojaron a las llamas lo que restaba en el envase. Por efecto del fuego, los granos se quemaban despidiendo un delicioso aroma. Fue esto lo que le dio la idea a uno de los monjes de preparar la bebida después de tostar los granos.

Y de esta forma se comenzó a consumir la bebida que hoy conocemos como café.

¿Cuándo llegó a América y a México?

historia del café

Foto freepick

Entre las diversas teorías que existen sobre la llegada del grano de café al continente americano, la más aceptada es la que responsabiliza a Gabriel Mathieu de Clieu.

Gabriel Mathieu de Clieu era un oficial de la armada de Francia, quien llevó una planta de café a la Isla Martinica en 1720, siguiendo órdenes de Luís XIV. Desde esta isla de las Antillas el cafeto se extendió por América.

En cuanto a la llegada de la planta del café a México, se cuenta con registros que datan del año 1740. Durante el siglo XVIII el cultivo del café de propagó desde las Antillas hacia la zona central y sur del continente americano.

De acuerdo a los documentos hallados, las primeras plantas que llegaron a México desde Martinica, recorrieron un amplio camino pasando por diversas islas como Jamaica, Haití, República Dominicana, siguiendo hasta Cuba, para posteriormente atravesar el mar Caribe y desembarcar en las costas del Golfo de México.

Comparte este post



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *